La pintura puede cambiar tu casa y darle un aire renovado, lo sabes bien. En este artículo vamos a ayudarte a saber qué tienes que hacer antes de pintar madera sin tratar

Madera sin tratar

Cómo pintar madera sin tratar

1. Preparar la madera

Antes de empezar a pintar es necesario preparar la madera para que reciba bien la pintura.

En los muebles que están al natural es necesario abrir el poro de la madera, para ello es suficiente con lijar la superficie de forma suave y regular.

Te recomendamos elegir una lija de un número medio, entre el 120 y el 180, en función de lo rugosa o suave que esté (120 si está más suave, y 180 si es más basta). Es fundamental lijar siempre en el sentido de la veta de la madera. Después hay que eliminar muy bien el polvo resultante del lijado con un trapo húmedo.

2. Elegir la pintura

¡Muy bien! Ya tienes preparada la superficie de la madera, ahora toca elegir la pintura adecuada para una madera sin teñir, como es tu caso, podría ser esmalte, tinte, pintura a la tiza… Tanta variedad como gusto tengas y resultados esperes.

Los esmaltes son una elección adecuada para pintar madera no tratada. Puedes elegir entre esmaltes acrílicos (al agua) o sintéticos (al disolvente).

Los productos acrílicos tienen la ventaja de que se diluyen y se limpian con agua, por lo que trabajar con ellos es mucho más fácil. Los puedes encontrar con acabado mate, brillo o satinado.

3. Rodillo y brocha

Tanto el rodillo de espuma como la brocha son dos herramientas básicas a la hora de pintar madera sin tratar. Tendremos que usar uno u otro según la superficie a vayamos a pintar. Si se trata de una superficie lisa lo mejor es emplear el rodillo. No cojas pintura en exceso, es mejor utilizar poco producto, y maneja el rodillo sin presionar demasiado, en sentido horizontal o vertical, pero sin dar pasadas entrecruzadas.

La brocha te será útil en aquellos lugares en los que haya recovecos, molduras, decoraciones, etc. Aplica poca pintura y procura no dejar marcas de brochazos.

4.Varias capas para lograr el mejor acabado

La madera sin tratar tiende a absorber mayor cantidad de pintura por lo que probablemente tendrás que aplicar varias manos.

Como regla general, espera el tiempo suficiente hasta que la pintura se seque del todo. Después pasa una lija fina, sobre todo si hay goterones o desperfectos. Limpia el polvillo resultante y ya tienes la pieza lista para recibir la siguiente capa.

Como ves, pintar madera sin tratar es un trabajo bastante fácil que puedes hacer tú mismo. Tan solo has de tener un poco de cuidado y seguir estas recomendaciones para lograr que el resultado sea el que esperas.

Pin It on Pinterest